Confesiones, Maternity, Sin categoría

Embarazada en tiempos difíciles.

Family

Mientras empiezo a escribir estoy en la semana 39 de mi segundo embarazo, sentada en mi cama con contracciones, sin saber si lo que viene es una nena, un nene o el bebe de crepúsculo, la ultima opción me da que es porque la hemoglobina la he tenido por el suelo todo el embarazo.

El hecho es que cuando empece el embarazo dije que iba a hacer un diario par no olvidarme todo por cuanto paso, ya que con mi frijolita me olvide, solo me acuerdo de vomitar mucho.

Pero ni bien empece el embarazo fue todo muy confuso, no tenia ánimos de nada, ni de escribir que yo siempre todo tengo que escribirlo (sobretodo para entenderlo) así que fui dejando y dejando, Hoy por fin decidí recuperar 39 semanas de locura.

El día que me entere que venia bebe a bordo llore (como casi todas) pero mi llanto no se debía a felicidad, menos a tristeza, se debía a preocupación. Aunque siempre digo no te Pre-ocupes OCÚPATE yo no dejaba de darle vueltas a mi cabeza loca pensar que va a pasar con mi cadera. ” 1 semana después de enterarme y darle vueltas y comerme la cabeza, fue que se lo dije a papa pitufo de una manera un tanto peculiar, enterré en el jardín la prueba con una nota que decía “otra semilla para regar” y mientras hacía el hueco para plantar la plantita de navidad se encontró la “sorpresa”. Esa misma semana fuimos a ver a mi doctor milagro para ver si el embarazo era compatible con mi cadera y EFECTIVAMENTE es compatible y seguro el embarazo y un parto natural. Salí de ahí llorando otra vez, seguía agobiándome por lo que venia, no el bebe si no todo lo que conlleva el embarazo. Hay quien lo pasa peor y hay quien ni se enteran. Pero yo, yo sabia que era crónicas de una muerte anunciada. ilusionado papa pitufo, frijolita aun no sabia nada, queríamos creerlo nosotros primero, hasta que por fin nos creímos y aceptamos el cambio y fue cuando le preguntamos a la frijolita si quería escribir la carta a la cigüeña (lleva pidiendo una hermana desde hace 1 año por lo menos) escrita y enviada por correo la carta, nos pusimos en marcha, ella me decía que me comiera la semilla de la mandarina para que creciera en mi una hermanita, porque ella viene de una semilla de sandia (no se de donde saco eso) y por eso la sandia es su fruta favorita. Poco antes de navidad LAS CIGÜEÑAS RESPONDIERON la carta de Chloè, que pena no haber documentado su carita recibiendo la noticia, y el 24 de diciembre dimos la noticia a la familia de una forma peculiar en la que muchos no se enteraron de lo que pasaba y otros como mi padre reaccionaron un mes después.

Carta a la cigüeña: queridas cigüeñas, me gustaría tener una hermana con el pelo rosa, muchas gracias. Chloé.
Entregando la carta en el buzón.

El primer trimestre, fatal con vomitos. Analítica y TACHAN la tiroides, anemia y cándida, pum tratamiento, aparte del ácido folico. Mi medico de cabecera me decia que tengo que tener una cesárea por mi cadera que me van a tener que ver en embarazos de riesgo me agobie montón porque mi medico de cabeceras mas hippie que yo y su recomendación me dejo plof, mi matrona me dice que un parto natural es lo mejor para mi cadera y en ginecologia me dicen que a ellos no les importa mi cadera que si ya puje una vez, puedo pujar mas veces.

Segundo trimestre siguen los vómitos A TODA HORA, Pobre frijolita estaba tan preocupada de verme vomitar y vomitar que le hablaba a la panza y decía:- Hermanite cuando salgas te vas a enterar por hacer vomitar a mami. Empieza la cadera a molestar, dolor cervical y lumbar tan fuerte que hasta se me dormían las manos, fui con una fisio de embarazadas a tratarme los dolores y tachaaan pubalgia (juro que no conocía ese termino, menos que era una enfermedad) hacemos la analítica del 2do trimestre bajo el estricto protocolo sanitario para no contagiarnos con un virus asesino que nos esta persiguiendo por la calle y se queda en todo lo que tocamos, porque eso es lo difícil de este post ese virus que vino para quedarse tanto, TANTISIMO tiempo y a ¿que no adivinan? la analítica dio por resultado una anemia bastante importante, con unos valores casi para transfusión, pero eso no es todo, también el azúcar me lo detecto en el limite, pues hacemos la prueba larga 4 horas encerrada en un hospital para sacar sangre cada hora después de beber el liquido asqueroso que es el doble de concentrado de azúcar, me mentalice y dije ¡tu puedes! ¡YES I CAN!, 15 min me bastaron para empezar a vomitar como Linda Blair en el exorcista, me temblaban las piernas, me daba vuelta todo (como cuando te acuestas a dormir con un par de copas de mas), el corazón se me acelero, fui a lavarme la cara me daba vergüenza lo que me estaba pasando, hasta que ya no pude mas, se acercaron 3 auxiliares de enfermería y hasta el vigilante del hospital a preguntar como seguía. Total, que mentalizarme no me funciono mucho, así que cancelamos la prueba y me envían al endocrino que no me diagnostica diabetes gestacional pero me receta el tratamiento de diabetes, pinchazo 6 veces al día para medir la glicemia hasta el final del embarazo, y lo mas graciosos me mando a dar paseos, paseos largos y movidos (ya que deporte no podía por a cadera) ¿porque gracioso? PORQUE ESTAMOS CONFINADOS, de milagro puedo sacar los perros al barranco frente a casa 5 min y volver rápido.

Nos ataca un virus maligno que no nos deja disfrutar de nuestros embarazos como la etapa mas bonita por la que una mujer pasa (eso dicen, yo no repito, de 2-2 la he pasado fatal). Que envidia a todas esas mujeres que casi ni se enteran de que estan embarazadas y lo disfrutan y aman a su bebe desde que es un espermatoziode, ese no es mi caso, mis casos fueron comparables con el embarazo de Bella Swan.

3er trimestre, salimos del confinamiento estricto, vuelvo a hacer analitica y sigue la anemia descontrolada, los dolores de la cadera y las contracciones de braxton hicks se sienten aun mas, necesitaba caminar y caminar force, confieso force a mi cuerpo a obedecer las ordenes de mi cerebro cansado por el insomnio alarmante,y el constante agotamiento por exigirme quererme asi, con mi nuevo y temporal aspecto físico, llegue a tal punto que solo podía pensar que iba a estar tan cansada en el parto que iba a volver a pedir morfina, hasta que al principio del 3er trimestre conocí el hipnoparto; Desde que me quede embarazada tenia claro 2 cosas: 1. Voy a tratar de llegar fresca y descansada de cara al parto y para eso me documente con cualquier cantidad de información que me ayudara a tener un parto placentero ya que el embarazo iba cortito de ánimos, y 2. Quiero todo natural e intimo, dejarme llevar por mi instinto, de hecho me plantee un parto en casa y que mi frijolita recibiera a su hermanite.

Hipnoparto, desde principios del 3er trimestre practico la autohipnosis para el parto, ya que preparación al parto solo hay clases online y yo, no logro concentrarme en esa modalidad, lo intente, pero con la frijolita dando vueltas como tornado se me complica mas. Mediante podcast y tutoriales nocturnos, me convencí de que si lograba una relajación profunda llevaría el dolor y el cansancio a un nivel en que no podría conmigo. ¿En que consiste? su propio nombre te o dice hipnotizarte para parir y ¿y eso para que? pues ya que no he tenido un embarazo lindo, por lo menos quiero tener un parto con en el que me sienta orgullosa, que sea positivo, sin miedos, satisfactorio, lleno de calma para sentirme segura y que vaya de manera mas natural y mamífero posible, mediante relajaciones guiadas y pensamientos positivos, sintiéndome empoderada(esta palabra me encanta es como el KALE de las palabras) y con control absoluto de ese momento mágico que es una vez (una vez porque cada parto es diferente).

Empoderada y segura.

No estoy segura si existe la depresión pre parto, pero si es así, puede que la haya sufrido, o solo fue la condición de estar encerrada en casa, pero no me siento cómoda con mi cuerpo, con mi panza donda redonda, sentía todos los malestares y eso complica mas el amor por mi panza (panza, no bebe) vivo conflictos emocionales (la mayoria internos) día a día, un día me despierto con ganas de tomarme mil fotos porque me siento supersexi y a los 30 min me sentía fatal y escondía la panza. Recién en el 3er trimestre fue cuando decidí hacernos fotos en familia con la panza, admito no fueron las mejores fotos, hasta que un día en la playa force de nuevo, esta vez a mi mente, mi corazón tomo el timón del barco y me hizo ver que estoy ENCANTADORA que soy perfecta para crear vida, que lo estoy haciendo fenomenal, puede ser que el efecto de hipnoparto se empezase a notar, desde estas ultimas semana y durase hasta el momento del alumbramiento.

Semana 39

Fuera complejos, me seguia incomodando el tema de ¿como no sabeis el sexo? estais fatal, decidimos no saber el sexo hasta el momento en que naciera y de verdad que es todo un reto muy divertido que animo a todas a probar, aqui es donde empiezas a practicar la verdadera paciencia.

Empezamos a valorar acudir a un hospital pequeño que esta cerca de casa de cara al parto, sobretodo por el tema de logística por la frijolita, (ya que gracias al virus que sigue invadiendo y rompiendo hogares no es posible un parto en casa) y que el hospital central (donde nació Chloé) queda a unos 40 min de casa y este a solo 10 min con trafico. Fui a una consulta privada y el protocolo de covid para partos me dejo muy triste (aunque es totalmente lógico) papa pitufo solo podía estar conmigo en el momento del expulsivo, momentos previos tendría que estar sola, uff bajón total. pregunte a mis amiga que habían tenido a sus hijos ahí y me dejaron mas tranquila. (nota: que si tengo seguro privado si que me dejan estar acompañada en TODO MOMENTO, pero no es mi caso). Así que seguimos valorando si tenemos un parto cerca de casa o movemos la logística, lo que si, es que en el registro de las 40 semanas, mascarilla puesta y test pcr hecho, nos movimos hacia el hospital central a preguntar que tal el protocolo de covid y claro al ser un hospital mucho mas grande, tienes una habitación para ti sola (como la tuve cuando nació Chloè) durante la dilatación y te dejan estar con un acompañante hasta el momento del parto y 2 horas después del parto también, esta clínica cerca de casa que es concertada, la zona de dilatación es “comunitaria” si vas por la seguridad social, si vas por seguro privado te dan una suite doble. Lo que me deja muy tranquila es que la experiencia en el hospital universitario cuando tuve a mi primogenita fue maravillosa y las referencias de mis amigas que han tenido sus criaturitas en la clinica verde son estupendas acerca de un parto respetuoso e intimo, sea cual sea la decision sera la mejor, porque soy yo quien lleva el control a la hora de parir y lo tengo muy claro.

No es fácil un embarazo, te llenas de miedos, de dudas de incertidumbres de sabores agridulces que la gran mayoría oculta tras una mascara brillante de amor, porque aunque lo pases fatal como yo, o tengas un embarazo mágico siempre tienes miedo y es natural, es comprensible y sobretodo admirado, porque ni el primer embarazo, ni el segundo ni el tercero te prepara para ser madre. Muchas madres son maravillosas sin haber tenido un solo parto, otras crecen cada vez mas con cada hijo y otras muchas lo hacemos lo mejor que podemos. 
No somos mejores o peores simplemente somos diferentes tipos de madres que regamos nuestras semillas de manera diferente. Por eso cuando estemos con embarazadas vamos a enviar siempre las mejores buenas energías para que aunque sea por un ratito se sienta en paz, con seguridad tal vez en ese rato puede encontrar la calma perfecta para llevar al momento del alumbramiento. Lo mismo cuando vemos a una madre agobiada porque la criatura o las criaturas no paran de hacer lío, no le critiques, o porque corre al primer llamado de su bebe, no esta malcriando a sus hijos, porque malcriar es criar con poco cariño y sin cubrir las necesidades básicas de los críos, ademas no sabes cuantas noches lleva esa madre sin descansar o cuantas veces ha intentado calmar a las fierecillas, tiendele una mano, incluso si no la conoces, empatiza con ella, que este mundo va cortito de empatia, aunque no seas madre, los niños serán niños una sola vez crecen muy deprisa (aunque aveces no lo parezca) y son el futuro del planeta. Así que tratemos al futuro como nos gustaría verlo.

La infancia es fugaz, que nuestra obsesión por corregirla no nos impida disfrutarla.

Carlos Gonzalez.

1 comentario en “Embarazada en tiempos difíciles.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s