Confesiones, Maternity, Sin categoría

Sin Manual

Oh mi frijolito, que vino a enseñarme otra maternidad.

Sabemos de sobra que los peques vienen sin manual, que fácil seria si vieran como un mueble de Ikea con esos manuales tan graciosos y descriptivos, pero que aburrido también.

Entonces, ¿Por qué si NATURALMENTE vienen sin manual, nos empeñamos en crear miles de manuales para criarlos? En mi segundo paso por la maternidad abrí los ojos a mundo que no conocía, no conocía porque es algo que llevo dentro y nunca lo había visto plasmado en un curso/taller de 5 o 10 semanas y con precio. Me pregunto cada día, ¿lo que llevo dentro tiene valor monetario? espera, pero si yo lo tengo, lo habré heredado de mi madre y ella de la suya y así durante generaciones y mis hermanas también lo habran heredado y así nuestra descendencia, pero ¿y si es que nosotras somos una cepa diferente de extraterrestre y solo nosotras tenemos esto en el ADN? O no, o ¿simplemente somos personas del montón pero que hacemos caso a nuestro instinto mamifero y animal?

A ver, que de lo que te estoy hablando no es de clarividencia ni telequinesia (aunque algo debería de haber aprendido de mi abuelo), te hablo del “riego a esas semillas” que tienes corriendo, babeando y gritando MAMAAA CACAAA, por casa. me he cansado de ver títulos como: aprende a Criar natural, taller de crianza sin gritos, curso de crianza con amor. y La MAS RECIENTE: curso de como darle el biberón. Me pregunto yo ¿la crianza no es algo ya natural que tengo que pagar 59.90€ para que me den un chute de naturaleza, o es que en todas las casas no hay gritos, ya sea de alegría, de dolor, de MAMAAAA CACA FLOJITA ¿Qué hay de malo en los gritos? ¿existe una alternativa al amor para criar? o ¿Dónde esta la teta que hay que dar biberón?, bueno, en muchos casos biberón a sido el aliado de miles de madres y padres y es tan valido como la teta, y cuando me refiero a LM también me refiero a la lactancia artificial. ¿Pero en serio tengo que pagar 29.90€ para aprender a dar el biberón? ¡no se Mike!

Hemos pasado de generaciones de pecho, mucho pecho a demanda hasta los 5 años, a biberones con leche materna, a biberones con leche artificial, a pecho mucho pecho, a biberones con leche materna, a la alimentación complementaria a los 3 meses luego que a los 4, ah no, a los 6 es mejor y pasamos de generaciones a dar la comida en trozos, a las papillas porque hay prisas, y ahora volvemos a la comida en trozos, lo promocionamos como si fuera un invento novedoso del siglo y se venden cursos de como cortar la manzana a tu bebe por mas de 60€. Los tiempos van cambiando, como el planeta sigue girando en su orbita elíptica, pero los tiempos parece que cambian mas rápido de lo que podemos asimilar. Cuando Chloè tenia 6 meses no se podía dar ninguna fruta de pelo (kiwi, fresa, etc) antes del año incluso 2 años, ahora lo único que no se puede dar antes del año es carnes de caza y langostas, bogavantes y ese tipo de frutos del mar entonces, ¿quedamos en que es mejor trozos que papillas?

Hice preguntas a madres de antes, madres de ahora y futuras madres y de las madres de antes 1966 por ejemplo, decía:- a los 2 meses ya les daba leche completa, teníamos muchos hijos que mantener y la teta no daba abasto, encima la madre y el padre trabajaban y los pequeños se cuidaban entre si, el mayor de 9 años cuidaba de sus otros 4 hermanos (en unos pocos años eran 12) la comida en puré o en trozos como viniera y si no quería comer pues se lo comía el hermano/a.

Luego pregunte a madres como la mía que decían: –primero empezamos con zumo de naranja a los 4 meses, luego con papaya después el puré, luego la compota, las dos tetas antes de dormir y un biberón con cereal para que durmiera toda la noche, ah y solo cuando tenían dientes por allá hacia los 8 o 9 meses dábamos alimentos solidos. y si no querían comer les sentaba en mi regazo y les abría la boca, hacíamos lo que fuese para que abriera y FUA, cucharada para dentro.

Madres de ahora hay 2 tipos pregunte a madres de 2013 a 2019 y las respuestas fueron tan diferentes.

Algunas dijeron: empezamos a los 6 meses con la malla anti ahogo, metía la frutita ahí y las niñas iban felices y seguras con su mallita, luego en casa sopas, cremas y cuando salió el primer diente puré y de a poco a los solidos y si no comían pues le ponían la Tablet o les ofrecían un helado o alguna recompensa para cuando terminaran, otras decían: a los 6 meses empezamos el BLW (baby led weaning) a full con los solidos, sin zumos, sin papillas, la carne a trozos, la fruta a trozos y la verdura a trozos y si no querían comer no obligábamos, ya comerán algo. Otras empezaron con el zumito de papaya a los 4 meses y el zumito de naranja porque así hacían en su familia desde siempre, después de apoco fueron dando trozos y en esos trozos ya venían las galletas marías, los kinder, gusanitos etc… total ellas se inflaron a chuches de pequeñas y aquí estaban sin diabetes y sin obesidad mórbida y si no querían comer las verduras y la fruta se preocupaban mucho claro que si, lloraban porque no comían NADA NADA DE NADA, ah pero la oreo si que la comía, al final la dieta de sus hijxs estaba basada en el cereal, los pancakes con chocolate, las galletitas y los yogures, ah y las papas fritas que no falten, al final eso le gusta a todos los niñxs. bajo la excusa es que no me come nada y no quiero obligarle, por eso le doy el yogurcito o las papitas fritas.

Eso si, todas estuvieron de acuerdo que la lactancia materna era lo primordial, lastima que solo la mitad dio el pecho mas de 2 años, lastima que hoy por hoy madres de este año, sigan poniendo en duda el oro blanco que nos sale por las tetas. lastima que hoy por hoy sanitarios sigan alimentando el destete porque después de los 6 meses o 1 año esa leche ya no alimenta, no le aporta nada y encima envicia al peque, le da caries y le hace dependiente de su madre para siempre. (yo aun no he visto el primer adolescente pidiéndole teta a la madre, bueno si, en juego de tronos)

En mi opinión personal, con Chloè, empezamos mal la alimentación complementaria, o eso creo. Deje que le obligaran a comer. Me preocupe mucho porque tenia 2 años y no quería NADA de comer pero NADA solo quería su teta, y estaba cogiendo peso estupendamente, estaba creciendo una niña realmente sana, segura de si misma, independiente, estaba alimentándose con lo que ELLA necesitaba. Bien es cierto que la alimentación complementaria es eso, un complemento a la leche materna. yo lo estaba haciendo como mejor podía hacerlo, sin talleres, sin cursos, sin manuales, solo con el apoyo de papa pitufo que se esmeraba en preparar exquisitos platos super saludables para Chloè y ella ni le interesaba. Ahora se, que un apoyo, un poco de información, un buen libro de algún pediatra/nutricionista/alguien capacitado realmente para ayudar no por su beneficio monetario, (vale hay que ganarse la vida) si no por el hecho de ayudar a esas madres que estan al borde de la galleta oreo porque su hijx no se come el brocoli. esas madres desesperadas muchas mas del 70% si no me equivoco caerece de medios para comprar un libro de ayuda, no puede permitirse un curso de alimentacion porque cuesta lo mismo que una vacuna y si a ver vamos a prioridades, no puede permitirse ese taller tan fantástico de crianza natural o respetuosa que han preparado con mucho esfuerzo porque tiene que comprarle zapas para el cole o siemplemente hacer la compra de la semana, y si, muchas veces se comete el pecado de darle la magdalena de bolsa porque hacer 6 magdalenas saludables para el colegio puede costar 1€ la magdalena y la bolsa trae 12 por 1€.

Que tengas un día precioso

Ojala estas ayudas estuviesen al alcance de todas esas madres y padres preocupados por la alimentación de sus peques o para quien quiere que su peque sea obediente, esas madres que están al borde del desespero, que tiran de la chancleta, de la amenaza, de la intimidación. Que sepan que los nenes no son estatuas, no se le puede regañar o pegar porque son INTRANQUILOS es su naturaleza así es como descubren el mundo y nuestro trabajo es acompañarles para que descubran seguros y confiados mas no obedientes y tranquilos.

NO, no necesitamos que nos enseñen a criar, necesitamos autocontrol, empatía y sobre todo regalar todo el amor que tenemos, porque amar no es malcriar, besar a tu pequeño solo le da seguridad y confianza, pedirle perdón por haber perdido los estribos no te hace débil, al contrario pedir perdón sea a un adulto o a un peque te hace mas valiente.

Desde aquí hago un llamado a todxs esxs Pediatras y Médicos de familia a extender un poco mas la mano a familias que buscan hacer lo mejor que pueden. Me refiero a una guía básica sobre los tipos de alimentación, que no todo es blanco o negro, una guía básica sobre las famosas crisis que sufren los peques a lo largo de su maduración, porque ¿Qué pasa? que solo quien tenga los 29.90€ (por decir algo) abrirá su mirada y conocerá el mar de opciones que tiene para alimentar a sus hijxs o comprenderá que los terribles 2 no es que el niño este “malcriado” es que es parte de su desarrollo. y es muy triste ver como madres y padres tiran de a primera opción, obligar a comer o “dale una nalgada para que se le quite la tonteria” una nalgada a tiempo no hace daño, la frase que mas detesto porque esta comprobado que el 100% de los delincuentes fueron golpeados y/o abusados en la infncia.

En mi caso, con Calé cuando empezamos la alimentación complementaria toda la info la busque yo de aquí para allá, su pediatra, es muy buena la verdad, pero no me ayudo mucho, solo me dieron un folio donde decía que NO podía comer, no se si por todo este lio pandémico que atravesamos que quieren que las consultas presenciales sean lo mas rápidas posibles, o que al ser el segundo hijo dan por sentado que ya sabemos como se “baila el merengue” y nada mas lejos de la realidad. Por suerte divina, a Calè le encanta comer y a diferencia de su hermana siente verdadera pasión por comer. Ahora Chloé come prácticamente de todo y lo come con pasión pero costo que le interesara comer, no nos bastaba con el hecho de “predicar con el ejemplo”. Solo bastó paciencia y muchas historias de como el brócoli le da un súper poder, y así cada alimento. La madre que tuvo a Chloè no es la misma madre que tuvo a Calé, bien es cierto que todos los embarazos, partos y peques son diferentes pues una madre es diferente. Porque cada semilla se riega según sus necesidades.

Recuerda cada peque tiene necesidades diferentes y debemos atenderles de acuerdo a su demanda.

Nos gastamos media infancia viendo básculas cuando lo importante no podemos pesarlo, sólo sentirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s