Confesiones, Maternity, Sin categoría

Mamifera.

Yo no quería marcharme al hospital, sentía que aun no estaba lista, así que decido darme otra ducha, y ya no pude salir de la bañera por mi misma. Me empodere de mi dolor, me arme de pensamientos positivos y puse en practica todo lo que había aprendido con el hipno-parto